Testimonio de un adulto con altas capacidades

La primera vez que escuché a alguien decir de mí que tenía altas capacidades (o que era superdotado, como se decía entonces) fue hace 21 años: con 6 años acababan de adelantarme un curso, de preescolar a 2ºde Primaria, en un colegio público de Cádiz capital, y me...